Preparación afectiva al nacimiento

Preparación afectiva al nacimiento

La preparación afectiva al nacimiento invita la pareja a vivir juntos y con placer la acogida de su bebé.

Proviene de la haptonomía (ciencia del tacto afectivo y segurizante) de cual ha conservado toda la relación afectiva de la pareja con su bebé. Desde el primer trimestre del embarazo, esta relación se construye a través diferentes juegos de interacciones, por medio de su tacto, su voz  y su presencia.

Propone también una preparación al parto cuyo objetivo es de desarrollar la confianza de la madre en su propio potencial de traer su bebé al mundo en toda seguridad. Acompañada y sintiéndose segura la madre podrá encontrar en ella misma los recursos necesarios para acercarse más fácilmente a sus miedos y el dolor, particularmente en caso de la elección de un parto natural. Esta preparación permite también al papa que así lo desea de implicarse muy activamente.

Este enfoque sigue con un acompañamiento afectivo del bebé por medio del juego, desde el nacimiento hasta el andar con el objetivo de ayudar el bebé a desarrollar su confianza en si mismo.