Beneficios para los padres

Aprenden a descifrar los mensajes relacionales de su bebé de tal manera que pueden percibir y comprender mejor sus necesidades. Aprenden los gestos de la vida cotidiana a través de un enfoque de proporcionarle seguridad al bebé. Aprenden a guiarle afectivamente en su camino de autonomía, respetando su ritmo, su potencial y sus centros de interés.

Toman conciencia de las capacidades de su bebé.

Estos pequeños juegos son verdaderos momentos de placer y de intercambios entre tres.

Beneficios para el bebé

El bebé aprende a descubrir y controlar su cuerpo de manera lúdica y interactiva.

Aprende el “modo de empleo” de los movimientos que busca controlar.

Desarrolla progresivamente un sentimiento de capacidad y de hecho confianza en si mismo.

Se siente apoyado y escuchado tanto en sus necesidades de seguridad como en sus necesidades de autonomía.